Miel

De JaboWiki
Saltar a: navegación, buscar

La miel se compone principalmente de 16 tipos de azucares siendo dos los predominantes: La Levulosa –fructosa- y la Dextrosa –glucosa-. Esto es uno de los motivos por los que la miel actúa tan rápidamente produciendo energía, puesto que estos dos elementos se describen como "Predigeridos", por lo cual cuando entran en el cuerpo y son asimilables, comienzan a funcionar directamente. Propiedades y aplicaciones.La miel constituye un «alimento interno» de los tejidos epiteliales y activa la circulación superficial. Así combate la sequedad de la piel, sus imperfecciones (arrugas) e impurezas. Miel, yema de huevo y aceite de almendras son los ingredientes de un bálsamo particularmente suavizante, muy empleado en Asia. En Egipto, Grecia y Roma ya se conocían las cualidades hidratantes de la miel; formaba parte de la composición de mascarillas, ungüentos para después del baño, lociones faciales (miel diluida en leche tibial y cremas de belleza. Contra las arrugas de la cara existe una receta muy antigua que parece dar buenos resultados. Consiste en mezclar 20g de jugo de cebolla, 20 g de miel y cera blanca en pasta. El jabón de miel está especialmente indicado en el aseo matinal, ya que conserva la piel firme y elástica. Contra la insolación y las irritaciones cutáneas resulta un alivio eficaz la mezcla de miel, glicerina y zumo de limón. Tiene vitaminas, propiedades antibióticas y anti-inflamatorias, es nutritiva e ilumina la piel. Puede usarse directamente añadida a la traza o disuelta en el agua de la sosa, pero en este caso es mejor enfriar primero el agua.