Concentración

Cuando hablamos de concentración, no lo estamos haciendo sobre la cantidad de agua que lleva un jabón. En realidad hablamos de la concentración de la lejía que se forma al diluir la sosa (o la potasa) cáustica en el agua. Así, una concentración del 50% indica que en la lejía la mitad del peso es agua y la otra es álcali. Una lejía del 33% de concentración tiene el 33% de álcali diluido en el 67% de agua. Es decir 2 veces más de agua que de álcali. Un 25% tiene 3 veces más de agua que de álcali y así para todos los porcentajes posibles.

Implícitamente en esta explicación estamos hablando también de proporción que es otra forma de determinar la cantidad de agua. Si hablamos del 50% estamos diciendo que la proporción es de 1:1, si es del 33% es de 1:2 y si hablamos del 25% es de 1:3, dónde se indica que por cada parte de álcali (primer término) hay otras partes de agua (segundo término).

Ahora, otra cuestión diferente es la cantidad de agua, ya sea medida como concentración o como proporción, que queremos usar. Cuando la mezcla de aceites tiene un predominio de aceites duros conviene que la concentración sea menor y al revés en el caso de los aceites blandos. Hay también métodos como el DWCP que derivan en concentraciónes mayores de lejía.

Última modificación el 15 jul 2009, a las 22:21