Arcilla

De JaboWiki
Saltar a: navegación, buscar

La arcilla es una roca sedimentaria formada por una gran parte de minerales específicos, silicatos, en gran parte de aluminio, más o menos hidratados, que presentan una estructura en hojas (filosilicatos), que explica su plasticidad, o bien una estructura fibrosa (sepiolita), que explica su poder de absorción). Físicamente se considera un coloide, de partículas extremadamente pequeñas y superficie lisa. Hay diferentes tipos de arcilla:

-Caolinita (0,7 nm)m especialmente el caolín (en inglés China clay, arcilla de China), de fórmula Si2O5Al2(OH)4, es blanquecina, pastosa y grasa.

-Las del grupo de la halosita, compuestas por las mismas capas que la caolinita, pero colocadas desordenadamente, con traslaciones aleatorias en dos direcciones. Existen en forma hidratada y deshidratada.

-La montmorillonita, dentro de cuyo grupo se encuentra la bentonita.

-La illita, la más extendida, utilizada, entre otras cosas, para hacer objetos de tierra cocida.

-Las vermiculitas, cuya capa tiene una composición similar al talco.

Estos minerales no se encuentran aislados, sino en rocas compuestas de una mezcla de minerales típicos de las arcillas, y de otros minerales o materias asociados (arena, óxido de hierro, cal, restos vegetales...)


Propiedades:

1.- Propiedades cosméticas

-Anti pieles secas: rica en minerales, la arcilla calma e hidrata la piel. Es muy útil para las mujeres que, a partir de la cincuentena, tienen la piel seca. ¿Cómo utilizar? Diluir arcilla blanca en agua poco mineralizada hasta formar una pasta suficientemente firme. Si la piel es muy seca, añadir 2-3 gotas de aceite de germen de trigo. Aplicar una capa bien espesa (como de 1 cm) sobre la piel desmaquillada y limpia durante unos diez minutos. No es necesario dejar que se seque, ya que la arcilla actúa sólo cuando está húmeda. Aclarar con agua filtrada o mineral (el agua del grifo, con frecuencia muy dura, reseca la piel). Hacerlo dos veces por semana, tres en invierno.

-Antiarrugas: la limpieza de la piel con arcilla estimula la microcirculación y activa la síntesis de colágeno, de ácido hialurónico y de elastina, que sostienen el tejido cutáneo, lo que ralentiza la aparición de arrugas. Además, la arcilla potencia el efecto de las cremas antiarrugas si se aplican justo después de la arcilla. Realizar una máscara diluyendo la arcilla en agua (de preferencia filtrada o desmineralizada) hasta obtener una pasta firme. Se le pueden añadir dos o tres gotas de aceite de almendras o de germen de trigo. Aplicar durante diez minutos y aclarar con agua tibia y luego fría (filtrada o desmineralizada). Realizar dos veces por semana. Se utilizará preferentemente arcilla verde para pieles con tendencia grasa, roja para piel normal a sensible, y blanca para piel seca.

-Para una tez luminosa: para eliminar las impurezas y volver a tener una tez luminosa, nada como la arcilla. Absorbe y regulariza el exceso de sebo, y juega un rol astringente y purificante. Mezclar tres cucharadas de arcilla, tres cucharaditas de aceite y agua mineral hasta obtener una pasta cremosa. Aplicar en el rostro limpio y desmaquillado 15-20 min y retirar con agua tibia, una o dos veces por semana.

-Para el cabello graso: gracias a sus cualidades absorbentes, absorbe el sebo del cabello. Diluir arcilla en agua con sal marina hasta obtener una pasta espesa. Aplicar en el cabello mojado, dejar reposar diez minutos y aclarar abundantemente. Usar 1-2 veces por semana.


2.- Propiedades terapéuticas

-Contra el ardor de estómago: la arcilla tiene propiedades antiácida y calmante. Tapiza y protege la mucosa gastrointestinal, favoreciendo la cicatrización. Poner una cucharilla de café de arcilla verde ultraventilada y mezclar con una cuchara de madera. Dejar reposar unas 4 horas. Remover de nuevo y beber cuando se note dolor. ¡Atención!, en caso de ardor de estómago recurrente, consulte con un médico.

-Contra las quemaduras: la arcilla es muy eficaz en caso de quemaduras cutáneas superficiales, tratando la piel y asegurando una perfecta cicatrización. Poner arcilla verde en un recipiente de madera y recubrir de agua. Dejar reposar 2-3 horas y mezclar, la pasta debe ser espesa. Poner en una gasa a modo de cataplasma. Para utilizarla, primero limpiar la piel con suero fisiológico y luego poner la cataplasma fría. Retirarla cuando vuelva la sensación de calor (si se queda pegada a la piel, dejarla un poco más). Renovar cada 2 h el primer día, cada 4 h el segundo y el tercero, y cada 6 h el cuarto y quinto, y después pasar a mañana y tarde hasta cicatrización completa. ¡Atención!, en caso de quemaduras extensas, profundas, o en caso de ampollas, deje la arcilla y consulte sin tardanza a un médico.

-Para desinfectar las heridas: rasguños, arañazos, cortes poco profundos... La arcilla es una buena solución para cuidar una herida. Es antiséptica, estimula la regeneración de los tejidos y, por tanto, la cicatrización, y detiene el sangrado. ¿Cómo usar? Poner una gasa, y sobre ella una capa de arcilla en cataplasma (ver quemaduras, más arriba), y recubrir con una compresa húmeda. Dejar actuar hasta que pare el sangrado. Si la cataplasma se seca, humedecer de nuevo. Para desinfectar: aplicar una fina capa de arcilla y recubrir con una compresa húmeda y un vendaje adhesivo. Cuando se seque, retirar con agua tibia. Renovar dos veces al día durante 2-4 días.

-Calma los abscesos dentales: ya que la arcilla tiene propiedades antisépticas y absorbentes (especialmente del pus), puede calmar los abscesos dentales y el dolor. Realizar una cataplasma (ver quemaduras), y aplicar una capa gruesa y fría, de unos 2 cm, sobre la mejilla que corresponde al absceso, recubrir con una compresa húmeda y sujetar con esparadrapo. Retirar cuando se seque. Renovar cada 3 h si es necesario. ¡Atención!, la arcilla calma el dolor momentáneamente pero no cura, consultar imprescindiblemente al dentista.

-Frena el tránsito: la arcilla tiene acción antidiarreica y protectora de la mucosa gastrointestinal. Actúa como una gasa que absorbe las toxinas y el gas presentes en el tracto digestivo. Utilizar como en el caso del ardor de estómago (ver arriba), beber un vaso desde el primer síntoma, luego tres vasos diarios y reducir según se vaya mejorando (recordar mezclar bien justo antes de beber). ¡Atención!, si los síntomas no mejoran después de 48 h, consulte a su médico.

-Reducir el edema: la arcilla absorbe los líquidos linfáticos responsables del edema, además e calmar el dolor y la inflamación. Poner arcilla verde en un recipiente de madera y mezclar con agua hasta obtener una pasta cremosa. Dejar reposar 4 h (salvo urgencia), remover de nuevo y aplicar en la zona deseada. Cubrir con una compresa húmeda y sujetar con esparadrapo. Si se seca, humedecer de nuevo. Dejar actuar una hora y quitar con agua tibia. Aplicar 2-3 veces al día, después una vez al día, luego 2-3 veces por semana, según vaya mejorando. ¡Atención!, antes de usar la arcilla hay que conocer la causa del edema, consulte a su médico.

-Calmar el reumatismo: la arcilla puede calmar el dolor en un momento preciso. La aplicación es igual que en el caso anterior. hay que tener en cuenta que la arcilla no hace milagros, así que en casos muy graves no merece la pena embadurnarse de arcilla.

-Contra la candidiasis vaginal en el embarazo: la candidiasis es una infección por hongos del género Candida, de los cuales Candida albicans es el más frecuente. Dado que los antimicóticos están prohibidos durante el embarazo, es una buena manera de tratar la candidiasis. Realizar una compresa de arcilla a modo de cataplasma, y aplicar en la zona de la vulva. Se recomienda cubrir además con un film transparente para que mantenga la humedad. (El tratamiento de la candidiasis es más extenso, aquí solo se habla del uso de la arcilla para este fin, pero hay muchos más factores que influyen en su tratamiento: ropa, higiene, dieta, detergentes, etc. Ver el testimonio de Elena, del blog "De monitos y risas" sobre la candidiasis, la arcilla y la reflexología).


Hay que mirar bien la etiqueta del producto, comprobando que menciona su lugar de procedencia y que no contiene aditivos ni colorantes, además de ser 100% natural. Es preferible comprarla en farmacias, parafarmacias o tiendas especializadas para estar seguros de su calidad.

La arcilla es un remedio natural con múltiples beneficios, como hemos visto, pero hay que respetar ciertas reglas de utilización: cuando se usa en cataplasma, tirarla después de su uso. No usar la arcilla más de 20 días sin consultar a su médico. Limpiar bien las gasas y vendajes usados en las cataplasmas. Utilizar preferentemente el tratamiento de arcilla en un solo lugar a la vez. La arcilla no debe ser manipulada con metal o plástico, solo con madera o porcelana. La cataplasma de arcilla se puede conservar una semana en el frigorífico cubierta con un plato.


Contraindicaciones:

Aunque la arcilla es un remedio natural, tiene algunos riesgos. No utilizar en caso de oclusión intestinal (incluso aunque esté tratada), de estreñimiento crónico, de hernia, y cuando se está tomando parafina (para el estreñimiento) y/o aceite de ricino durante las tres semanas que preceden al tratamiento con arcilla. En caso de duda, consulte a su médico.


Referencias:

http://fr.wikipedia.org/wiki/Argile

http://www.aromaframboise.com/article-l-argile-c-est-magique-52530121.html

http://monitosyrisas.com/index.php/2011/05/candidiasis-arcilla-y-reflexologia/