Algas marinas

Reparar la piel después de los estragos del sol con la aplicación de algas marinas o mascarillas de tisú ya no es una novedad. Y es que los secretos del fondo del mar nos sorprenden a cada día que pasa por sus propiedades y efectos beneficiosos para nuestro organismo. Un novedoso tratamiento intensivo a base de Algas Marinas se convierte en ideal para reequilibrar los niveles naturales de hidratación de la piel. Así, las mascarillas faciales aportan las vitaminas y minerales del agua marina de manera intensiva obteniendo resultados profesionales sin salir de casa. Si a las propiedades de las algas se añaden complementos como el phyto colágeno, la vitamina E que es antioxidante y anti-manchas y otros elementos naturales estaremos amplificando el alcance del tratamiento. Y todo ello porque las algas son organismos que se caracterizan por producir oxígeno al realizar la fotosíntesis. Este proceso les aporta infinidad de principios activos que aplicados en la piel devuelven elasticidad, belleza, juventud y salud. Su alto contenido en oligoelementos, aminoácidos, minerales y vitaminas las convierten en una eficaz herramienta para luchar contra el envejecimiento. Las algas marinas contienen propiedades reequilibrantes, antiinflamatorias, descongestivas, nutritivas y oxigenantes.

Última modificación el 19 may 2009, a las 10:56